Estafas de impostores

Los estafadores pueden hacerse pasar por personas conocidas y de su confianza y hacerle pedidos desesperados de dinero en efectivo para hacer frente a una emergencia. El objetivo de estos individuos inescrupulosos es engañarlo para que usted les envíe dinero antes de que se dé cuenta de que se trata de una estafa.

La carnada:

Usted recibe una llamada telefónica, un email o un mensaje de texto de parte de una persona que se presenta como un familiar o amigo que le dice que necesita que le haga un giro o transferencia de dinero para ayudarlo a salir de un problema – para reparar un auto, salir de la cárcel, pagar la factura del hospital o para marcharse de un país extranjero. Pero esta persona quiere que usted mantenga el pedido en secreto y que no lo comente con ningún otro miembro de la familia. También podría aparecer en escena un segundo personaje – alguien que se presenta como una autoridad, por ejemplo un juez, abogado u oficial de policía. Estas personas pueden decirle que su amigo no podrá abandonar el país si usted no le envía el dinero inmediatamente.

La trampa:

A los estafadores les resulta sorprendentemente fácil hacerse pasar por un amigo, un familiar u organización confiable. Si usted envía dinero, es probable que le vuelvan a pedir más.

Lo que usted puede hacer:

Si alguien lo llama diciendo que es un familiar que está en problemas, verifique la historia con otros familiares. También le puede hacer algunas preguntas que un extraño no podría contestarle.