Ofrecimientos de crédito con pago adelantado

No pague a cambio de una promesa. Los prestadores legítimos nunca “garantizan” el otorgamiento de una tarjeta de crédito o de un préstamo antes de que usted presente una solicitud.

La carnada:

Usted recibe la “buena” noticia de que ha sido “precalificado” para obtener un préstamo o una tarjeta de crédito, o para reparar sus malos antecedentes de crédito a pesar de que los bancos lo han rechazado. Pero para aprovechar el ofrecimiento, usted tiene que adelantar el pago de un cargo de procesamiento de varios cientos de dólares.

La trampa:

Un ofrecimiento “precalificado” legítimo significa que usted ha sido seleccionado para presentar una solicitud para una tarjeta de crédito o préstamo. Aún tiene que completar un formulario de solicitud de crédito o préstamo y todavía se lo pueden denegar. Si usted pagó un cargo por adelantado por la promesa de un préstamo o tarjeta de crédito, lo han engañado. Es posible que exista una lista de prestadores, pero ningún préstamo, y la persona a la que usted le pagó se quedó con su dinero. Es muy improbable que pueda disponer de ese préstamo.

Lo que usted puede hacer:

Los prestadores que operan legítimamente nunca “garantizan” el otorgamiento de una tarjeta o un préstamo antes de que usted lo solicite. Puede que le pidan que pague un cargo de solicitud de crédito, de evaluación o los cargos aplicables a su informe crediticio, pero es poco frecuente que se le exija el pago de estos cargos antes de identificar al prestador y antes de que usted complete la solicitud. Además, por lo general los cargos hay que pagárselos directamente al prestador y no al agente o persona que supuestamente tramitó el préstamo “garantizado”.