Programas para compartir archivos

Para compartir archivos a través de una red de persona a persona, como por ejemplo juegos y música, usted descarga un software que conecta su computadora con otras computadoras que utilizan ese mismo programa – lo cual a veces facilita el acceso a millones de computadoras al mismo tiempo. Esto presenta una cantidad de riesgos, ya que por error, usted podría:

  • Descargar software malicioso, material pirateado o protegido por derechos de autor, o pornografía.
  • Permitir que personas desconocidas accedan a sus archivos personales y los intercambien con extraños.

Si está considerando usar un programa para compartir archivos, entérese de cuáles son los riesgos inherentes y siga los siguientes pasos para minimizarlos.

Instale un software de seguridad confiable.

Algunos programas de intercambio de archivos pueden esconder o permitir la instalación de un software malicioso en su computadora. Estoy podría permitir que los delincuentes monitoreen o controlen la actividad de su computadora. Antes de usar un programa para compartir archivos, siga los siguientes pasos:

  • Instale un programa de seguridad confiable que incluya protección antivirus y anti-espía.
  • Configure su software de seguridad y su sistema operativo para que se actualicen automáticamente.
  • Elimine los archivos que el programa de seguridad identifique como problemáticos.
  • Haga copias de seguridad de los archivos que quiera conservar en caso de que su computadora colapse. Guárdelos en CDs, DVDs, o discos externos, o use un servicio en línea para guardar archivos.

Antes de abrir o reproducir archivos descargados, use su software de seguridad para escanearlos.

Si un programa de uso compartido de archivos le pide que desactive o cambie la configuración de su firewall, piense dos veces antes de instalarlo. Desactivar o cambiar la configuración podría reducir el nivel de seguridad de su computadora.

Si cree que descargó software malicioso, tome medidas para eliminarlo.

Limite el tipo de archivos que intercambia y su frecuencia

Sepa cuáles carpetas está compartiendo.

Instale cuidadosamente los programas de intercambio de archivos P2P, y sepa exactamente cuáles son las carpetas que pondrá a disposición de los demás. Estos programas están diseñados para compartir archivos, y una vez que los instale en su computadora usted puede estar compartiendo archivos, carpetas y subcarpetas que no tenía intención de intercambiar.

Por ejemplo, si configura inadvertidamente la función de carpeta “compartida”, usted podría exponer información almacenada en el disco duro de su computadora – como sus declaraciones de impuestos, mensajes de email, registros médicos, fotos u otros documentos personales. No guarde ningún archivo, carpeta o subcarpeta con información personal en sus carpetas “compartidas” o de archivos “descargados”.

Además, problemas de seguridad con el programa podrían estar abriéndole la puerta a los ataques de los hackers. Hay algunos programas maliciosos que están diseñados para cambiar la configuración de las carpetas que usted designó para compartir – con el objetivo de que los delincuentes puedan acceder a su información personal.

Cierre su conexión.

Muchas veces no alcanza con cerrar la ventana del programa de intercambio de archivos haciendo clic sobre la “x” para cerrar su conexión con la red, de modo que si no queda cerrada otros usuarios aún podrían continuar accediendo a sus archivos compartidos. Esto podría aumentar sus riesgos de seguridad y desacelerar el funcionamiento de su computadora. Cuando no esté descargando archivos, cierre completamente el programa: haga doble clic sobre el programa de intercambio de archivos, escoja menú y haga clic sobre la opción salir o “exit”.

Hay algunos programas para compartir archivos que se abren automáticamente cada vez que usted enciende su computadora. Si así fuera, puede que necesite cambiar la configuración del programa para que esto no suceda.

Cree cuentas de usuario separadas.

Si usted comparte su computadora con otras personas, considere establecer cuentas de usuario con derechos limitados. Únicamente el usuario que tiene derechos de administrador puede instalar software. Esta es una manera de protegerse mejor contra el software que no desea instalar. Y además, puede impedir que ciertos usuarios accedan a las carpetas y subcarpetas de los demás usuarios – o las intercambien.

Para proteger la cuenta de usuario administrador de su computadora use una contraseña para que otra persona no pueda desactivar las funciones de seguridad o para no concederse derechos que usted no quiere darle.

Hable con su familia sobre el intercambio de archivos

Si tiene chicos, pregúnteles si han descargado un programa de intercambio de archivos, y si han compartido juegos, videos, música u otro material. Hable con sus hijos sobre la seguridad en internet y otros riesgos que involucra el intercambio de archivos. Si sus hijos están decididos a usar un programa para compartir archivos, hable con ellos sobre cómo instalar y usar el software correctamente.

¿Y si eres un adolescente o preadolescente interesado en compartir archivos? Habla con tus padres antes de descargar el software o de compartir algún archivo.

Entérese de cuáles son las reglas establecidas en su trabajo para el intercambio de archivos

Debido a que el uso de programas para compartir archivos puede reducir el nivel de seguridad de las computadoras y exponer carpetas con información delicada, es posible que en su oficina se hayan establecido reglas sobre cómo se deben usar los programas de intercambio de archivos – en caso que se lo permitan. Para más información sobre las implicancias del uso de programas para compartir archivos en oficinas y negocios, lea la publicación Intercambio de archivos: Una guía para negocios (en inglés).