Ciberacoso

El ciberacoso o ciberbullying es el acoso o la intimidación en internet. Puede producirse a través de un email, mensaje de texto, en un juego, o en un sitio de redes sociales. Esta práctica podría involucrar circular rumores o imágenes subidas al perfil de alguna persona o circuladas para que otros las vean, o crear un grupo o página para excluir a una persona.

Ayude a prevenir el ciberacoso

Hable con sus hijos sobre el acoso o intimidación.

Dígales a sus hijos que no pueden esconderse detrás de las palabras que escriben ni de las imágenes que difunden. La intimidación o acoso es una situación en la que todos pierden. Los mensajes hirientes no solamente hacen sentir mal al destinatario sino también dan una mala impresión sobre quien los envía. A menudo puede provocar el desprecio de los compañeros y el castigo de las autoridades.

Pídales a sus hijos que le cuenten si ven un mensaje o imagen que circula en línea que los hace sentir amenazados u ofendidos. Si teme por la seguridad de su hijo, establezca contacto con la policía.

Lea los comentarios. Con frecuencia, el ciberacoso involucra comentarios malvados y dañinos. De vez en cuando revise la página de su hijo para ver con qué se encuentra.

Reconozca los signos de un ciberacosador.

¿Su hijo podría ser el acosador o matón? Busque indicios de comportamiento intimidatorio, por ejemplo, fíjese si su hijo crea imágenes malvadas de otro chico. Tenga presente que usted es un modelo para su hijo. Los chicos aprenden de los rumores que difunden los adultos y de otros comportamientos.

Ayude a detener el ciberacoso.

La mayoría de los chicos no actúan como matones ni intimidan a los demás, y no hay ningún motivo para tolerarlo. Si su hijo ve que alguna persona es víctima del ciberacoso, aliéntelo a que trate de detenerlo diciéndole al acosador que deje de hacerlo y evitando comprometerse o circular las amenazas. Los investigadores dicen que por lo general, cuando los amigos intervienen y salen en defensa de la víctima, el acoso cesa bastante rápido. Una manera de ayudar a eliminar las prácticas de intimidación en línea es reportar el incidente al sitio o red donde se las ve.

Qué hacer ante un acosador

No reaccionar ante las provocaciones del acosador o matón.

Si su hijo es blanco de un acosador o matón, mantenga la calma. Dígale a su hijo que la mayoría de las personas piensan que la intimidación está mal. Dígale a su hijo que no reaccione del mismo modo. En su lugar, ayude a su hijo a guardar la evidencia y anímelo a conversar con usted sobre el tema. Si persisten los actos de intimidación, muéstrele la prueba a las autoridades escolares o las fuerzas del orden locales.

Proteger el perfil de su hijo.

Si su hijo encuentra un perfil creado o alterado sin su permiso, contacte a la compañía que opera el sitio para que lo elimine.

Bloquear o eliminar el ciberacosador.

Si la intimidación involucra mensajes de chat u otro tipo de servicio en línea que requiere que el usuario cree una lista de “amigos” o “compinches”, elimine el nombre del acosador de las listas o bloquee su nombre de usuario o domicilio de correo electrónico.

Order Free Copies