Spam

Los mensajes de correo electrónico no deseados enviados con fines comerciales – también conocidos como spam – pueden ser molestos.  Pero lo que es aún peor es que pueden incluir ofrecimientos falsos que podrían costarle tiempo y dinero. Tome medidas para limitar la cantidad de mensajes spam que recibe, y trate los ofrecimientos de spam de la misma manera que trataría una llamada de venta de telemercadeo inesperada. No crea en promesas hechas por extraños. Aprenda a reconocer las estafas más comunes en internet.

¿Cómo puedo reducir la cantidad de spam que recibo?

Use un filtro para email.

Fíjese si su cuenta de email le ofrece una herramienta para filtrar los mensajes spam o para derivar los mensajes spam a una carpeta de email masivo. Puede que desee considerar estas opciones cuando elija su proveedor de servicio de internet (ISP) o servicio de email.

Limite su exposición.

Tal vez podría usar dos domicilios de email — uno para mensajes personales y otro para compras, boletines informativos, salas de chateo, cupones y demás servicios. También podría considerar usar un servicio de domicilios de email desechables que le reenvíe los mensajes a su cuenta permanente. Si uno de los domicilios desechables comienza a recibir spam, usted puede cerrarlo sin afectar su domicilio de email permanente.

Además, trate de no mostrar su domicilio de email en público. Esto incluye los comentarios que sube a los blogs, las salas de chateo, sitios de redes sociales o en guías de membresía disponibles en internet. Quienes mandan mensajes spam, conocidos como spammers, cosechan domicilios de email en la red.

Verifique las políticas de privacidad y quite las marcas de los casilleros.

Antes de ingresar su domicilio de email en un sitio web lea la política de privacidad. Fíjese si está permitido que la compañía le venda su email a otros. Podría optar por no darle su domicilio de email a los sitios web que no lo protejan.

Cuando ingrese su domicilio de email en un sitio web, busque si hay casilleros premarcados que lo registran para que la compañía y sus asociados le envíen actualizaciones por email. Algunos sitios web le dan la opción de no recibir estos mensajes de envío masivo.

Elija un domicilio de email único.

El domicilio de email que usted cree puede afectar la cantidad de spam que reciba. Los spammers envían millones de mensajes a distintas combinaciones probables de nombres a gran parte de los proveedores de servicio de internet y servicios de email, con la intención de encontrar un domicilio de email válido. Por lo tanto, un email con un nombre común como jlopez puede recibir más mensajes spam que un nombre más singular como j26l0pe34z. Por supuesto que esto tiene su parte negativa – es más difícil recordar un domicilio de email poco común.

¿Qué puedo hacer para ayudar a reducir la cantidad de spam para todos?

Los piratas informáticos y spammers andan por internet buscando pescar computadoras que no están protegidas con software de seguridad actualizados. Cuando encuentran computadoras vulnerables, tratan de instalar programas ocultos – llamados software malicioso – que permiten controlar las computadoras a la distancia.

Miles y miles de estas computadoras enlazadas entre sí hacen un “botnet“, que es una red usada por spammers para enviar millones de mensajes de correo electrónicos con un solo clic. Millones de computadoras hogareñas forman parte de estas redes de robots teledirigidos o botnets. De hecho, la mayoría de los mensajes spam se envían de esta manera.

No deje que los spammers usen su computadora.

Usted puede ayudar a reducir las probabilidades de que su computadora se convierta en parte de un botnet:

  • Aplique buenas prácticas de seguridad informática y desconéctese de internet cuando no esté usando su computadora. Los piratas informáticos no pueden acceder a su computadora mientras que usted no esté conectado a internet.
  • Tenga cuidado con la apertura de documentos adjuntados o con la descarga de archivos incluidos en los emails que recibe. No abra un documento adjuntado a un email — aunque parezca provenir de un amigo o colega de trabajo — a menos que lo esté esperando o que sepa de antemano de qué se trata. Si envía un email con un archivo adjunto, incluya un mensaje explicando de qué se trata.
  • Descargue software gratuito únicamente de aquellos sitios que le sean conocidos y confiables. Puede ser tentador bajar software gratis – como juegos, programas de intercambio de archivos y herramientas personalizadas. Pero recuerde que los programas gratuitos pueden contener software malicioso.

Detecte y elimine el software malicioso.

Puede resultar difícil determinar si un spammer le instaló software malicioso en su computadora, pero hay algunos signos de advertencia:

  • Sus amigos pueden decirle que recibieron mensajes raros enviados por usted.
  • Su computadora puede funcionar más despacio o más pesadamente.
  • En la carpeta de mensajes enviados puede encontrar mensajes que usted no envió.

Si su computadora sufrió el ataque de un pirata informático o de un virus, desconéctela inmediatamente de internet. Después tome medidas para eliminar el software malicioso.

Reporte el spam

Reenvíe los mensajes engañosos o no deseados a:

  • La Comisión Federal de Comercio (FTC) a spam@uce.gov. Asegúrese de incluir el email spam completo.
  • A la oficina o departamento de abuso de su proveedor de servicio de internet. En el encabezado de su mensaje escriba que se está quejando porque está recibiendo mensajes spam.
  • Al proveedor de servicio de internet del remitente del mensaje spam. La mayoría de los proveedores de servicio de internet desean sacarse de encima a los spammers que usan indebidamente sus sistemas. En este caso, también asegúrese de incluir el email spam completo y diga que se está quejando porque está recibiendo spam.

Si usted solicita que lo borren de una lista de email y no cumplen con su pedido, presente una queja ante la FTC.

Etiquetas: spam, correo, basura