Estafas de loterías y sorteos

Los estafadores suelen usar la promesa de un valioso premio o recompensa para entusiasmar a las personas para que les envíen dinero.

La carnada:

Usted recibe una carta o un email donde le dicen que ya se ganó un premio en una lotería o un sorteo en línea. La carta podría provenir de una supuesta agencia del gobierno, un banco, una compañía nacional reconocida o de una compañía totalmente desconocida. Cualquiera sea el remitente: lo único que lo separa de su premio es un cheque o transferencia de dinero para cubrir el costo de los impuestos, cargos o seguro.

La trampa:

Participar en una lotería extranjera es ilegal. Cualquier carta o email sobre loterías o sorteos que le pida dinero para pagar impuestos, seguro o cargos para poder cobrar su premio es una estafa.

Algunos estafadores le piden que envíe el pago a través de una transferencia de dinero. Esto se debe a que las transferencias de dinero son muy eficaces: su dinero se transfiere y se pone al cobro muy rápidamente. Tan pronto como haga la transferencia, el dinero se fue. Otros le piden que envíe un cheque o que pague por supuestos premios con una tarjeta de crédito. La razón: utilizan los números de su cuenta bancaria para hacer extracciones de fondos sin su autorización, o usan los números de sus tarjetas de crédito para gastar a su cuenta.

Lo que usted puede hacer:

Es posible que un ofrecimiento para participar en una lotería extranjera le parezca tentador y divertido, pero es ilegal. Si se trata de un sorteo legítimo operado por una compañía de Estados Unidos, usted no tendrá que pagar para participar o para ganar. Eso es lo que dice la ley. Ninguna agencia del gobierno federal supervisa ni opera loterías; y eso sin mencionar que si tiene que pagar es una compra y no es un premio.