Comparte con cuidado

Esta serie está disponible en formato PDF:

Lo que hagas mientras estés en internet puede tener consecuencias en la vida real. Las fotos que subas a un sitio y las palabras que escribas en línea pueden afectar a las personas que conoces y con quienes compartes tu vida. Antes de subir y compartir información o material, piénsalo bien.

Piensa antes de compartir

Lo que subas a internet puede tener más "público" que lo que pensabas.

Aunque actives las funciones de privacidad, es imposible controlar totalmente quiénes ven tu perfil en la red social o tus fotos, videos o textos. Antes de hacer clic sobre el botón de enviar, piensa cómo te sentirías si tu familia, tus maestros, tu entrenador o tus vecinos encontraran esa información.

Una vez que colocas tu información en línea, ya no la puedes quitar.

Puede que pienses que has eliminado la información de un sitio—o que la borrarás más adelante. Entérate de que las viejas versiones de esa información pueden permanecer en las computadoras de otras personas. Esto significa que todo lo que subas al sitio podría quedar en otro lugar permanentemente.

Pídeles permiso a las personas que aparecen en tus fotos o videos antes de compartirlos.

Los álbumes de fotos en internet son geniales para almacenar y compartir fotos de eventos especiales, y con los teléfonos con cámara puedes retratar cada momento con mucha facilidad. Antes de compartir tus fotos y videos en internet, para y piensa sobre tu propia privacidad—y sobre la de los demás. Enviar o publicar fotos y videos sin el permiso de las personas puede causar que pasen vergüenza, y además puede ser injusto y peligroso.

Sexting: No lo hagas

Puede ser que hayas escuchado en la escuela o en las noticias algunas historias sobre personas que envían fotos con desnudos desde teléfonos celulares—eso se llama sexting. No lo hagas. Punto final. Una persona que crea, envía o archiva fotos, videos o mensajes con imágenes sexuales explícitas, no sólo pone en peligro sus amistades sino también su propia reputación. Peor aún, podría estar violando la ley.